Llevamos tiempo oyendo que viene el VAR, como si fuera el lobo del cuento.

Y llegó, tras alguna prueba en distintas ligas europeas el mejor torneo del mundo del deporte estrena el VAR.

Vista la primera mitad del Mundial de Rusia 2018, una cosa queda clara. La polémica no desaparece. Veía a mucha gente preocupada al respecto.

Lo que más me ha gustado ha sido la tecnología  de gol. Rápida, limpia y de momento infalible. Parece que una de las mayores injusticias de la falta de tecnología desaparece.

Al menos en este Mundial porque ni La Liga ni la Champions por ahora la van a utilizar. De hecho Infantino ha dicho que la máxima competición europea de clubes no va a implantar ni siquiera el VAR esta temporada.

Volviendo al VAR, video arbitraje para los puristas, tomando como referencia este mundial.

Se pitan muchos más penaltis de lo habitual. No sé si porque los árbitros pitan más tranquilos al saber que saltan con red, pero el caso es que se pitan bastantes más.

Se descuenta más tiempo en cada parte, tampoco tengo claro que sea influencia directa del VAR pero es un hecho que en este mundial se descuenta más tiempo.

LA POLEMICA CON EL VAR

Que no se preocupen chiringuitos y demás programas el VAR no elimina la polémica.

Este mundial ha dejado clara una cosa, se pitan penaltis que no son y no se corrigen. Vale de muestra la acción de Nacho y Cristiano del primer partido de España. Un leve contacto buscado por el delantero, engaña al arbitro y el VAR lo consiente. Como hay contacto…

Pero en el primer gol de Costa a Portugal, el gol de Suiza a Brasil ahí hay contactos. El arbitro no los considera y la tecnología tampoco corrige.

Los árbitros se escudan diciendo que solo corrige errores flagrantes. Cierto es que en un desvanecimiento de Neymar contra Costa Rica el VAR sacó al árbitro de su error. Pero no menos cierto es que en el penalti de Boateng sobre el delantero Sueco el VAR no ayuda al colegiado.

En definitiva, bienvenida la tecnología porque está claro que ha venido para quedarse. Queda mucho por pulir, pero este año nos vamos a divertir mucho en España por el doble rasero del video arbitraje, tiempo al tiempo. Cuando se pide cuando no se pide, a que equipos.

Al final va a ser más problema nuestro que de este bendito juego…

 

 

Foto portada www.FIFA.com