La crisis de fin de año del Atlético de Madrid tiene culpables.
En Al Poste tenemos un análisis de la situación.

Se encienden las alarmas en el campamento colchonero.

Lejos ya esta quedando la formula de “Partido a partido” o la más nueva, como lo es la de “Creer”, o la de el “Dar hasta el último aliento”; el día de hoy el Atlético de Madrid entra a un territorio el cual ya han conocido en años anteriores a Diego Simeone, un terreno con derrotas, empates amargos, jugadores sin animo y apáticos en el campo, un territorio de “El pupas” que parecía ya había quedado atrás ese daño psicológico gracias a este último lustro.

La imagen que han dejado los rojiblancos no ha sido la más positiva;  pero ¿Qué es lo que le esta pasando al Atléti? ¿Hay un solo culpable de esta crisis? ¿Tienen con que superarla? Vamos a hacer una pequeña reflexión de que es lo que padece el sistema “Cholista” y como podría recuperarse:

Intensidad

En una ocasión recuerdo los motivos de Arda Turan para abandonar la entidad colchonera; y el más claro era “Ya no puedo con tanto trabajo”; es una realidad que para un grupo de trabajo el tener como encargado a Diego Simeone puede ser muy estimulante; sin embargo la formula de Simeone no es para todos, ya que la intensidad y el “correr correr” es un método que no es en ocasiones muy bien recibido por algunos futbolistas, recordemos a Mario Suarez en el mismo Atléti o un viejo pupilo como Alayes.

Diego Simeone versión 2016/2017

Era algo bastante lógico que el “Cholo” que recibimos hace unos años iba a transformarse; tanto para bien como para mal, pero recordando la frase de una película de Nolan, “Uno no es héroe el suficiente tiempo como para no convertirse en el villano” puede que Simeone sufriera esa transformación, desde el ser escritor de libros ( geniales por cierto ) candidato natural a dirigir selecciones o equipos de mayor envergadura en fin, puede ser que Diego Simeone ya tenga la cabeza en otro lado; como ejemplo recordemos el post partido después de la pasada final de la UCL.

Adiós a la muralla

Contrario a años anteriores; y pese a las excelentes actuaciones de Jan Oblak; el Atléti ha dejado de ser aquella muralla defensiva que nos tenia acostumbrados; lejos ya tenemos la brillante dupla que tenían Godín y Miranda; ahora tenemos a chavales como Gimenez o Savic que no acaban de encontrar su lugar en el equipo; inclusive la capacidad goleadora a balón parado por parte de la linea defensiva ha bajado considerablemente.

El Cholo no tiene un Killer

Desde la salida de Diego Costa, el conjunto rojiblanco ha padecido en encontrar un goleador de categoría, muchos nombres y millones han pasado por Manzanares; desde el mexicano Raúl Jimenez, Mario Mandzuckic, Jackson Martinez, Fernando Torres en su esperado regreso, Cerci, y hoy en día con Gameiro; el glorioso no tiene un delantero que sea letal en el área, cargando de más esa responsabilidad a Antoine Griezzman que claramente día a día se le nota mucho pesar al tener que soportar todo el paquete.

Plantilla aburguesada

Lejos ya ha quedado el equipo hambriento de gloria que teníamos el gusto de ver en el Calderón; este Atlético del día a día y del partido a partido; ahora tenemos un equipo plagado de figuras que podría decirse que “Ya no sudan la elástica”, cada día vemos a Koké, Gabi, Godín, Griezzman en otra sintonia y no la que tenían antes, la de ser un equipo por encima de un “nombre” pese a todo esto este es el gran momento para que el atléti demuestre de lo que esta hecho, ya que si bien el alzar la liga a la opinión de su servidor ya luce como una misión complicada, el equipo tiene que sacar su orgullo para volverse a meter a puestos de champions y por supuesto luchar hasta las últimas consecuencias tanto por copa del Rey como por la UEFA Champions League.

Obsesión Champions

Un desgase que se antoja natural, esta generación de equipo ha tenido la gran fortuna de llegar a dos finales continentales además de los títulos en Europa League, sin embargo también perdió ambas finales de formas más que traumaticas ante el odiado rival, por lo cual el ajar en pos del objetivo máximo se antoja natural.

La champions para el Atlético va a llegar, puede que no sea en este año, pero esta generación me parece muy parecida a aquella que empezó el Chelsea de Jose Mourinho en la 2004-2005; y que gano la justa justo cuando era en verdad la última oportunidad de aquella vieja guardia; y sobre todo sin tener toda la presión en una sola persona; ¿Será que la presión ya empieza a causar estragos en Simeone?