Y en esto que llegó noviembre, lo que para los amantes del rugby es sinónimo de la ventana otoñal, de los test matches donde los equipos del hemisferio sur se vienen a Europa a jugar una serie de partidos amistosos.

Este año como platos fuertes veremos por ejemplo en Twickenham a los equipos de Argentina y Australia enfrentarse a los locales del “quince” de la rosa, mis queridos Escoceses recibirán también a los australianos y verán en Murrayfield como los All Blacks bailan su Haka. Los recientes “Princesa de Asturias” también visitarán al equipo francés y a los Galeses. El otro grande del cono sur, el equipo de Sudáfrica, visitará, entre otros, a los “quinces” del trébol y del gallo.

Para ver todos los enfrentamientos y horarios de los partidos podéis hacerlo, por ejemplo, en este enlace  http://www.autumn-internationals.co.uk/2017/

Pero si unimos Rugby y noviembre tenemos que hablar de Movember.
Noviembre es el mes de los bigotes, el mes de los mostachos, el mes que dos amigos Australianos allá por el 2003 se dejaron crecer sendos mostachos al enterarse que un tercer amigo tenía cáncer de próstata y de esta forma hacerle ver que estaban con él en su lucha contra la enfermedad. A estos dos amigos les siguieron más conocidos, hasta llegar a 30 a los que se conoce como “Los Originales”.


Un año más tarde se fundó la fundación Movember y equipos locales de rugby Australianos se hicieron eco de ello, no tardó mucho el movimiento en llegar al país vecino Nueva Zelanda y con el paso de los años se extendió por el resto del mundo.
Aunque es probable que el lector ya lo sepa, el origen de la palabra Movember no es más que la unión entre las palabras inglesas Moustache (bigote) y November (Noviembre).

La fundación Movember organizan encuentros para concienciar sobre enfermedades del hombre como el cáncer de próstata , el cáncer testicular, la depresión masculina etc etc. No solo trata la fundación de concienciar también intenta recaudar dinero para donar a diferentes instituciones de investigación y prevención de enfermedades masculinas.

Durante esta serie de partidos amistosos no resultará extraño ver a algún Rugbier profesional luciendo bigote como también a muchos simpatizantes con la causa dejándose crecer “bigotin”. Para los más puristas del movimiento existen una serie de normas donde la más importante es que los “Mo Bros” se afeitaran completamente el 1 de noviembre y tendrán todo el mes para dejar crecer y esculpir su bigote.

El Movember y el Rugby se unieron definitivamente en la historia de superación del apertura Aaron Cruden. En 2008 cuando el jugador Neozelandés Aaron Cruden tenía 19 años le fue diagnosticado cáncer testicular, tras someterse a la necesaria cirugía y a la quimioterapia correspondiente un año más tarde se proclamaría campeón del mundial Junior de Rugby con sus queridos “All Blacks”. Pero la historia de superación de la enfermedad de Aaron no terminó en ese gran triunfo. En 2011 el mundial de Rugby aterrizaba en Nueva Zelanda y el equipo maori fue profeta en su tierra conquistando el título de campeón del mundo alzando así la copa Webb Ellis con Aaron Cruden como apertura del equipo neozelandés.

 

Los “All Blacks” levantan la copa Webb Ellis en el Mundial de 2011

 

La historia de Aaron Cruden es una historia de superación como tantas otras que nos ofrece el deporte a los que nos acercamos a él en busca de este tipo de vivencias. Aaron sigue jugando al rugby de forma profesional y actualmente milita en el equipo de Montpellier del Top-14 Francés.

Salud y ensayos.

 

Rubén Rodríguez

Bonus track: Unos Highligths de  Aaron Cruden.