Cerraron los fichajes de verano y Jasper Cillessen hizo lo mismo con el FC Barcelona después de la repentina y rápida salida del guardameta Claudio Bravo.El holandés de 27 años firmó por la oportunidad de su vida, donde además de tener que llenar el gran hueco que deja el chileno, tiene una difícil competencia con el portero alemán, Marc-André Ter Stegen, para ser titulares.

No se dieron muchos detalles sobre la partida de Claudio mas que su declaración que él mismo publicó en sus redes sociales; tampoco se dijo mucho sobre los motivos para elegir a Cillessen. Simplemente en pocos días ambos jugadores terminaron bien la relación con sus equipos y se despidieron de su afición para iniciar sus nuevos proyectos.

Bravo viajó a Manchester después de haber ganado la Supercopa de España y en breve firmó su contrato con el Manchester City de Pep Guardiola, quien por consecuente dejó a Joe Hart fuera de los planes del equipo inglés; días después Jasper viajó desde Rusia a Barcelona para cerrar el acuerdo y ser presentado ante la afición y prensa. Dos guardametas talentosos inician la rotación de arcos en Europa.

Claudio Bravo, no se necesita decir mucho, sin duda ha pasado por los mejores años de su carrera y sigue en su mejor momento siendo considerado de los mejores del mundo. El chileno es bicampeón de Copa América y ganó ocho títulos de los diez posibles durante su estancia en el Barcelona. Esto fue suficiente para llenarle el ojo a Guardiola y así fichar a un portero que va más con su estilo. Bravo es un guardameta que representa a un jugador más bajo los tres palos, es hábil con pies y manos, y seguro le dará un giro al nuevo Manchester City que está construyendo el técnico catalán.

Jasper Cillessen de 1.87 cm de altura, también destaca por su buen juego con los pies, es portero de la selección de Holanda desde el mundial de Brasil y ha militado por cinco temporadas en el Ajax, equipo con influencia de la escuela de Cruyff, donde participó en 135 partidos de los cuales en 57 ocasiones dejó la portería en ceros. El holandés firmó contrato hasta el 2021 con una cláusula de rescisión en 60 millones de euros y aunque fue fichado para ser segundo portero, es un refuerzo de lujo que tendrá que estar en su mejor nivel debido a la gran cantidad de compromisos que enfrenta el FC Barcelona.

porteros

A pesar de haber sido una transferencia rápida e inesperada entre los tres equipos involucrados, terminará siendo algo benéfico para la mayoría. Claudio tendrá más minutos, estará bajo las órdenes del entrenador que más valora su estilo de juego y sobre todo estará en una liga distinta que pondrá de nuevo a prueba su talento.

Ter Stegen por fin será el dueño indiscutible del arco culé.

El alemán podrá demostrar que es un portero del momento con categoría. Cillessen, que había estado también bajo el radar de Van Gaal para el United, tiene la oportunidad de su vida para ser un gran relevo del Barcelona y lograr mayor reconocimiento. Por su parte Joe Hart llegó cedido a la liga italiana para defender el arco del Torino por sólo una temporada.