Una vez más Rafael Márquez apareció para definir un partido con la selección mexicana. México se enfrentó de nuevo con su eterno rival en la fase de eliminatorias mundialistas de CONCACAF rumbo a Rusia 2018. En el estadio de Columbus, Ohio  la selección estadounidense recibía a sus vecinos en medio de caos y polémica tras la reciente victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales.

rafa-m

No importa si son amistosos u oficiales los encuentros, un partido contra Estados Unidos siempre representa algo más para la selección mexicana; en este caso el orgullo, el coraje de aquel “dos a cero” y la rivalidad de siempre, fueron factores decisivos para hacer este partido aún más importante. El técnico Juan Carlos Osorio contó con sus mejores hombres y lanzó a los primeros once al campo apostando por todo. El regreso de los Dos Santos y Vela, el buen estado del Chicharito y demás europeos; eran temas de los cuales se hablaba más pero de nuevo apareció Rafa en primera plana.

México tuvo una actuación aceptable pero al final podríamos decir una vez más que fueron diez hombres y Rafa Márquez; el veterano, el líder dentro y fuera de la cancha, el defensa y pieza clave, el que triunfó en Francia y España. Rafa Márquez a sus 37 años sigue siendo un pilar del equipo tricolor.

Mexico's defender Rafael Marquez celebrates after scoring during a Group A football match between Croatia and Mexico at the Pernambuco Arena in Recife during the 2014 FIFA World Cup on June 23, 2014. AFP PHOTO / YURI CORTEZ (Photo credit should read YURI CORTEZ/AFP/Getty Images)

Rafael Márquez.

A pesar de sus numerosas lesiones y de sus aparentes bajas de juego, el “Kaizer” sigue siendo el crack de siempre y esta ocasión no fue la excepción al marcar con la cabeza, como aquella vez en Brasil enfrentando a Croacia.

Un tiro de esquina en los últimos minutos y Márquez mandó la pelota al fondo de la portería de EE.UU., marcando su gol número diecisiete con la selección y rompiendo con la racha de 42 años de no vencer a Estados Unidos en eliminatorias.

El originario de Michoacán no ha perdido ese toque, el control de la pelota, su gran habilidad para definir con la cabeza y el manejo de tiempos; esa clase, talento y elegancia del capitán sin duda alguna se ha convertido en un tema preocupante para todos cuando nos hacemos la pregunta ¿Quién tomará su lugar?. Sí, es un defensa, pero Rafa acostumbra a ponerse la verde de corazón y son ya varias las ocasiones en que ha sacado un resultado y se ha echado todo el equipo a la espalda.

Primer mexicano en ser campeón en tres países distintos, en ganar la Champions League; ídolo nacional que sin duda será recordado siempre de esa forma.  Sólo lo pondría detrás de Hugo Sánchez, pero indiscutiblemente Rafa Márquez ha conseguido un lugar en lo más alto de la historia del fútbol mexicano. Esperamos con ansias la llegada en estado óptimo del capitán a Rusia 2018.

 

¡Gracias Capitán!