Se terminó otra fase de las eliminatorias en la zona CONCACAF para el mundial de Rusia 2018, y la Selección Mexicana bajo el mando del colombiano Juan Carlos Osorio, recuperó el liderato del grupo consiguiendo 10 puntos de los 12 en juego.

En los últimos partidos el equipo de Osorio ha podido romper varias maldiciones y viejos resultados que atormentaban la historia del equipo mexicano en estas instancias; después de la pasada edición de eliminatorias en 2013, en las cuales todos vivimos junto al equipo, episodios tormentosos y de gran angustia para poder llegar a Brasil 2014 estas han parecido más tranquilas y seguras.

Juan Carlos Osorio, DT de México.

Ahora la selección aparenta ser más sólida aunque para el gusto de muchos, el equipo aún no “llena el ojo” con su estilo de juego, a pesar de que sólo se haya perdido un partido en la etapa de Osorio al mando. En esta nueva etapa de la selección para muchos su juego podrá ser de poca personalidad y estilo, pero el equipo se ve más integrado, enchufado y algunos jugadores están en mejor momento logrando que poco a poco se vaya recobrando su jerarquía a nivel selección y que el jugar en el Estadio Azteca vuelva a pesar; ya que en las eliminatorias pasadas se dejaron ir casi todos los puntos jugando ahí.

Las convocatorias del colombiano ya no han sido tan polémicas, se ha seguido llamando a todos los europeos y a los que han destacado en la Liga MX. El regreso de Carlos Vela ha sido importante junto con el de los hermanos Dos Santos y sin duda la permanencia de Rafa Márquez ha sido decisiva en la defensa. Los próximos compromisos de la Selección Mexicana serán en junio, recibiendo en el Estadio Azteca a la selección de Honduras y Estados Unidos.

De conseguir al menos cuatro puntos en estos dos encuentros restantes, México llegaría a quince unidades y no solamente se mantendría como el primer lugar de la clasificación, sino que prácticamente tendría en la bolsa su boleto al mundial de Rusia. Y en el mismo mes será el inicio de la Copa Confederaciones Rusia 2018, donde se enfrentarán a Portugal, el campeón de la Eurocopa 2016.

Javier Hernández “Chicharito”, máximo goleador en la historia de la selección mexicana.

Osorio no ha logrado convencer a todos por su estilo de juego con el equipo mexicano y ha creado dudas al no ser constante en sus alineaciones, pero creo que merece el beneficio de la duda aún sobre su trabajo por los resultados obtenidos, por situarnos como líderes del grupo hasta ahora y por no volvernos hacer pasar por la terrible angustia de las eliminatorias pasadas.

Aunque muchos no le perdonarán jamás aquel 7-0 contra Chile, Osorio aún tiene tiempo para entregarnos más triunfos y momentos de gloria. Pero, ¿qué preferimos los mexicanos? Ahora todos quieren ver más goles, más espectáculo; pero al menos yo al voltear atrás en 2013, me dan escalofríos en tan sólo pensar que nos fuéramos de nuevo a repechaje.

Agradezcamos a Osorio y al equipo por lo hecho hasta ahora, y apoyemos y apostemos por un plan a largo plazo que rendirá frutos y nos llevaría caminado a la próxima Copa del Mundo.