En días pasados se cumplieron 24 años del debut de David Beckham en el Manchester United. Fue en 1992, cuando Sir Alex Ferguson le dio la oportunidad de estrenarse con los “red devils” y donde pudo escribir historia junto a grandes jugadores como Ryan Giggs, los hermanos Neville y Paul Scholes, siendo así la generación más talentosa de la historia del United.

beckham_optCon 17 años “Becks” empezó a escribir su historia como futbolista y termino siendo uno de los más importantes tanto en el United como en el fútbol inglés. Después de nueve temporadas, 394 partidos, 85 goles y quince títulos, David Beckham se consagró en el equipo y dejó su nombre escrito en la historia del club. Convertido en ídolo nacional, recordado por su fino golpe, sus goles a distancia, sus desbordes y sus asistencias tan precisas, algo que le sentaría de maravilla al United de estos días.

Como bien sabemos esto apenas fue el inicio de la carrera de Beckham ya que después partió a la Liga española para vestir los colores del equipo merengue. El Real Madrid lo fichó por 35 millones de euros y el inglés disputó 155 partidos compartiendo la cancha con grandes figuras como Zidane, Raúl y Ronaldo. Después abandono el club y se dirigió a la liga MLS con el Galaxy, poniendo así los ojos de todo el planeta en un fútbol que no había sido reconocido anteriormente. Después fue cedido al Milán donde sólo jugó 33 partidos y anotó dos tantos.

Fue un 16 de mayo del 2013 cuando Sir David Beckham colgó las botas en la Liga de Francia jugando para el París Saint- Germain, aunque su paso por el club fue fugaz con tan sólo 13 partidos disputados, el inglés logró conquistar otro título y sumar en su currículum otra liga donde había jugado. Con la camiseta de Inglaterra, Beckham se volvió un icono nacional, participando en tres mundiales y dos Eurocopas.

becks_optInicio siendo un jugador promesa, siguió creciendo con sus varios goles a distancia que se hicieron memorables y poco a poco se fue convirtiendo en un icono mundial tanto de moda como de marketing deportivo. La cantidad de dinero que gana Beckham en sus campañas de publicidad es muy superior a lo que pudo ganar algún día en el United, Madrid o en Los Ángeles. David Beckham ha sabido vender su imagen de manera espectacular aunque tristemente para algunos eso se volvió más emblemático y popular que su relación con el balón. Pero para los futboleros, siempre estará en la memoria esa forma de pegarle a la pelota y sobre todo esa época histórica del Manchester United.