El centro del campo de Mou

El actual Real Madrid es un equipo imparable, letal y abrumador. Eso demuestran, al menos, los 109 goles que lleva en el campeonato liguero y la ventaja de 7 puntos, con 12 por jugar.

Está a un 1-0 de la final de Munich. Puede ser una temporada magnífica para el cuadro de José Mourinho.

Aún así no todo son rosas en los esquemas del portugués ya que no hay manera de que este equipo domine un partido. O los gana por goleada, o ganando un intercambio de golpes, donde es demoledor, o sufre. La mayoría de partidos que ha sufrido es con equipos “peloteros” como Villarreal, Málaga, Barcelona, etc.

Decía Johan Cruyff que “si tú tienes control en centro del campo, tienes control del balón y, por lo tanto, control del partido. Esto es uno”. Veamos las opciones para el centro del campo del conjunto blanco.

La más utilizada es la opción Xabi Alonso-Khedira. Para partidos de Liga BBVA, para la mayoría de ellos, esta opción está más que consolidada. Con la pegada que tiene arriba el equipo no hace falta mucho más.

La cosa se complica en partidos más serios o donde el equipo necesita dominar, de verdad, el centro del campo.

Khedira no es jugador para el Real Madrid, así se ha demostrado en las debacles contra el Barcelona y en partidos donde se le ha exigido un mínimo rigor táctico y mínima exigencia ofensiva. El famoso cansancio, oído en boca de todos, de Xabi Alonso es por culpa del alemán y también la cantidad de faltas que hace por partido. El hecho de tener que multiplicarse le carga de tarjetas y de cansancio acumulado.

El misterio de Sahin está aún por resolver, el “mejor centrocampista del mundo” ha tenido pocas oportunidades para demostrar su talento.La escasa participación de Granero en la medular sorprende. Dirán que defiende poco, que no hace la labor de Khedira. Por favor, vean vídeos de partidos del Real Madrid, poco hay que hacer para superar a Khedira en todo. La dupla Alonso-Granero aporta aún más dinamismo a este equipo.

El trivote no es tan mala idea para un equipo tan sumamente letal arriba, pero la sensación (y así se lo hicieron saber los jugadores al míster) es que el equipo se siente más cómodo con un mediapunta y Özil, en forma, es un jugador espectacular.

Casos como Lass, Granero o Sahin, hacen que Alonso y en menor medida Khedira, parezcan algo cansados en la recta final de la temporada.

Lo que parece claro es que Xabi es fijo, cada vez que se pierde un partido tiembla la Casa Blanca , normal, el ex del Liverpool es el ancla, el organizador, el mariscal de este Real Madrid.

Si el Madrid consigue un centro del campo que domine el tempo de los partidos, que no deje tantísimo espacio entre defensa y medios (sobretodo en el Bernabéu), si consigue tal equilibrio, no será solo un ciclón sino que será el inicio de un ciclo dorado para los de Chamartín.

About Guillermo Nicolau Fernández

Amante del fútbol y de su análisis. También en twitter @14Guille yGoogle +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>